Kniteimaginas

martes, febrero 28

No hay manera...

Este tendría que ser un post pletórico porque después de acabar el domingo con el kiri y conseguir el puzzle para bloquear gracias a las instrucciones de Nadine y Betty hoy era el gran día...pero no va a ser así...

Cuando acabé la última vuelta ya me dio la impresión de que algo andaba mal. El final de mi kiri era muy redondo y las fotos de los kiris de los blogs de las otras tejedores antes del bloqueo ya mostraban unas leves crestitas. Me planteé si había tejido una vuelta del revés de más, es decir, si al acabar la última vuelta del chart no debía haber tejido la vuelta del revés como en las anteriores y cerrarlo directamente (tuve mis dudas al tejerlo pero revisé el patrón y como no decía nada pensé que aún así no pasaría nada). Y es que el fracaso ya apuntaba maneras porque intenté bloquearlo el mismo domingo atreviéndome con un invento a falta de la tabla de espuma y tuve que dejarlo correr....
Al final y después de una hora dándole forma, era mi primer bloqueo y no sabía muy bien como tenía que hacerlo..., lo conseguí ayer por la noche.
Hace un ratín que acabo de llegar del trabajo y lo primero que he hecho al entrar en casa, es ir a quitarle las agujas para comprobar que mi intuición se corroboraba!
El calado ha quedado bien:


pero al sacarle las agujas el final ha perdido toda la forma de una manera casi automática y hasta se me enrolla un poco hacia arriba y todo...qué desastre!



Realmente no sé que es lo que he hecho mal, pero está claro que el borde de mi kiri no es el que ha de ser:

Quizás en el no-bloqueo haya influido que el mohair llevaba un poco de acrílico. Me gustó cuando lo compré porque le daba una base más oscura en contraposición con el color más claro del mohair (compré los ovillos en Lanas Tosca aunque fijaros como se llama el mohair!).

En fin, que estoy muy triste y seriamente pensando en colgar las agujas porque, esto no será para mi? No me siento especialmente orgullosa de ningún proyecto....guardadito en un cajón tengo a mi exageradamente enorme clapotis...y es que tejiendo siempre a las tantas, cuando llego cansada del trabajo y a contrareloj...aunque lo disfrute...

miércoles, febrero 22

Reto!

Me encantan los retos y si a eso le sumas que como buena Aries soy una cabezona de mucho cuidado la tragicómedia está asegurada. Últimamente me está empezando a apretar el gusanillo de adentrárme en el mundo del jersey. De hecho, como buena kamikaze ya intenté hacerme con sus intringulis recién estrenados mis primeros puntos, obteniendo como resultado la espalda de un jersey que permanece doblado en un cajón a la espera de encontrarse algún día con una parte de delante y unas mangas que lo conviertan en un bonito jersey. Ahora, que ya ha pasado algún tiempo y que ya he adquirido algún que otro conocimiento (un pasito hacia adelante, un pasito hacia atrás...) quiero intentarlo de nuevo....crucemos los dedos...
De hecho las cirunstancias de una manera casi misteriosa me están abocando a ello pues, en primer lugar, después de descubrir un jersey sin mangas de cuello alto abotonado con un precioso botón de nácar en la revista de punto Verema que me encantó, encontré en "La Barcelana" unas madejas de un precioso azul para tejerlo, en segundo lugar, Manuela me propuso sacar el patrón de un jersey que llevaba en la quedada y, por último, esta mañana he descubierto ésto! Sí, es el patrón del Sunrise Circle Jacket del Interweave Knits de Primavera! Me encanta! Está diseñado por Kate Gilbert, la gran creadora del supermegarepetido Clapotis y es una preciosidad...
No sé por donde empezar...siguiendo las leyes de la lógica debería empezar por tejer el jersey de la revista Verema con sus instrucciones en español y su poco margen de error o quizás debería aventurarme siguiendo las puntadas de mi jersey para tejer uno igualito con la ayuda de Manuela. Sin embargo, como no podía ser de otra manera me tienta el Sunrise......ay...que me veo venir....entenderé las instrucciones en inglés...sabré apañarme?....

domingo, febrero 19

Sábado, sábadete

El día de ayer no pudo empezar con mejor pie. Mi chico me sorprendió tanto que todavía estoy en un estado de nervio-ilusión similar sólo al de la noche de reyes de mi infancia!Así, por las buenas me ha regalado una cámara ultra compacta para que pueda llevarla donde quiera y hacer mis fotos cuando y donde me apetezca!!!!!! Uffff!Teníamos una cámara digital de las grandes con un objetivo enorme en plan profesional. Saca unas fotos buenísimas pero me era incómodo llevarla arriba y abajo para fotografiar mis proyectos y los momentos del día a día...Ahora no me voy a despegar de ella!Estoy como loca!A ver si me atrevo y doy el paso definitivo con Flickr!

Mi ávida lectura del manual de mi nuevo juguetito debió interrumpirse pues venía a comer a casa la familia. Sabeis que comimos?


Chicas! Me estoy preparando para afinar la cocción y la salsa para nuestra calçotada!

Por la tarde una larga sobremesa, un poquito de relax, juegos con Pipo (es que me lo comería!)

y marchando para el restaurante donde habíamos quedado con unos amigos para ir a ver "Memorias de una Geisha"!

Había leído el libro ya hace bastante tiempo y me gustó tanto que no me llamaba la atención la película porque normalmente el resultado es decepcionante, pero me animó la opinión de Nadine y la verdad es que me gustó. La cultura oriental ya de por si me entusiasma y si encima te la muestran con esa fotografía el resultado es de babeo automático!

Con todo el trajín no he podido tejer nada...así que a ver si la calma aparente de este domingo me permite dedicarme un ratín al kiri, tengo unas ganas de acabarlo...

miércoles, febrero 15

A la rica bufanda!

Por fin encuentro un momento para escribir...uff! Este fin de semana ha sido atrajeado pero ya llevaba muchísimo tiempo sin poder sentarme tranquila en el sofa con mis agujas y debía sustraerle al trajín un momento para mi, y así fue.
Siempre acostumbro a dedicar la mañana del sábado a las cosas de casa y me encanta salir a comprar los víveres de la semana al mercado. Soy una auténtica fan de su bullicio y del colorido de las paradas (los supermercados y grandes superfícies me aturden...me pasa desde pequeña...) Suelo acercarme al mercado de La Boqueria que me pilla a 15 minutos de casa y que es espectacular, pero esta vez decidí probar con el mercado de Santa Caterina que me pilla un pelín más cerca. Es mucho más chiquitín y sorprendentemente más caro pero está bien para los días lluviosos, de prisas o simplemente, de pereza. Como esta vez iba acompanyada por Jaume (milagro! odia salir a comprar! hombres...grrrr!) al volver decidimos dar una pequeña vuelta para regresar a casa y como no podía ser de otra manera...acabé en La Barcelana..(jejejejeje, lo confieso...me lo hice venir bien...). En principio no quería comprar nada pero me enamoré de los colores de estas madejas de flamé de acrilico:
Tenía pendiente la bufanda de Bea, la hermana mayor de Jaume, desde Navidad y se me antojó que la de la izquierda sería perfecta para ella...y vale...la rosita, negra y blanca se me antojó para mi...
Para rematar le puse forma a un proyecto que últimamente me revoloteaba por la cabeza y que tenía íntima relación con algo que empecé inacabado en mis inicios tejerelis...ya os contaré. De momento la foto de las madejas...me encantó su luminosidad!
Con semejantes adquisiciones la tarde estaba asegurada y yo más feliz que una perdiz. De camino a casa pensé en marcarme una maratón de bufandas tejiendo a la vez las madejas de flamé de acrilíco y así lo intenté cuando llegué a casa, monté los puntos y empecé a tejer. En un primer momento quise hacer una espécie de clapotis bufanda al estilo libre (por decirlo de alguna manera..ejem!), pero cuando llevaba un buen trozo tejido comprobé que no tendría suficiente lana...así que aparqué mi bufanda y empecé a experimentar con la de Bea. Después de mucho teje y desteje comprobé que para que este tipo de lana luzca no es necesaria mucha floritura pues alterna la mecha gorda con la hebra finísima y el resultado es precioso con un punto sencillo, así que la tejí a punto bobo con borlitas (no sé cual es su nombre técnico) para que le diera un toque más simpático y aquí el resultado (en la foto está un poco arrebujada....):
y un detalle de las borlitas!
Me ha gustado mucho tejerla, es uno de esos proyectos de satisfacción instantánea pues se teje en una tarde y queda realmente bonita. Me gustó tanto como quedaba tejida la lana que con lo poquito que quedó me he tejido un monederito al que todavía tengo que coserle el forro y la cremallera (prometo fotos entonces).
De momento mi bufanda tiene que esperar, aquí su estado en pseudo-clapotis-bufanda antes de que este mediodía sea destejida...
Por lo demás, la semana pasada acabé el Cozy y voy avanzando lentamente con el Kiri...a dos vueltas por día...a ver si este fin de semana le doy un empujón!También prometo fotos!
Uffffffff!Qué largo! Es que se me acumula!

viernes, febrero 10

Travesura!

Je, je, je ayer hice una de las mías..Estaba en el despacho cansada, sin mucha inspiración para escribir, agotada por lo mucho que hacer y además, completamente sola. Mi despacho está en la chiquitina última planta del edificio donde trabajo, a la que se accede por una escalera desde la octava planta, lo que implica que en ocasiones te sientas un poco aislada del ajetreo del despacho. Normalmente se agradece pero a veces resulta un tanto frío y demasiado silencioso, sin embargo, en esta ocasión, la situación de la planta y las circunstancias de los ocupantes de la misma eran propicias...
Eran las 7 de la tarde, mi jefe no estaba, la secre ya había acabado su jornada laboral, mi compañero estaba en un curso de derecho ambiental y la otra chica que está en la planta estaba fuera en una reunión y yo tenía en el bolso una madeja de algodón con botonné de seda que había estado ovillando en casa de mis padres al mediodía, una fotocopia ampliada del gráfico del calado del ostrich plume shawl y unas agujas......podeis imaginar lo que pasó...
Sí, sí...me levanté y furtivamente cogí la bolsita de plástico con todos los ingredientes y en un plis plas estaba sentada delante del ordeandor con las manos debajo de la mesa y el ovillo en las rodillas montando los 65 puntos del patrón mientras de reojillo miraba hacia la puerta. Tenía esa sensación medio de culpabilidad medio de "jolín qué pasa!" que se tiene cuando una sabe que no está actuando del todo bien pero como sólo serían un par de vueltas....Así que pim pam tejí y tejí y cuando me dí cuenta eran las 20:30! glups!una hora y media!Ostras!
Volví a meterlo todo en el bolso y para suavizar la carga de conciencia me quedé una hora más trabajando..
Cuando llegué a casa saqué el pequeño rectangulito que había tejido y lo miré con cara cómplice...las agujas que había utilizado eran demasiado gorditas y el punto había quedado flojo así que lo tendría que deshacer pero el momento furtivo que había compartido con ese barullo de algodón no me lo deshacía nadie!

jueves, febrero 9

No lo he podido evitar...


Lía, que además del tejerío siempre nos ilustra sabiamente con buena literatura, me ha puesto sobre la pista de la nueva representación teatral de Isabel Coixet!No tenía ni idea de que se hubiera embarcado en un proyecto así y a pesar de estar en el trabajo, me he lanzado a buscar por internet alguna referencia sobre el tema. El resultado ha sido inmediato, igual que mi carilla de quiero verla, quiero verla...Para empezar, si consigo salir del trabajo antes de que cierren la FNAC, el libro no se me escapa!

lunes, febrero 6

La primera vez

Siempre hay una primera vez para todo y esta vez ha sido la primera semana con todos sus días y su fin de semana sin tejer!!!!! Como echo de menos las agujas...ufff...y es que hoy lunes tengo la sensación de que en el juego del transcurso de los días me han estafado un fin de semana...grrrrr......Así ha ido la cosa:
El viernes cuando salí de trabajar me fui corriendo corriendo a comprar el regalo de cumpleaños del padre de Jaume que cumplía años el domingo. Mientras intentaba compaginar el ritmo de mis pies con el devenir de ideas más o menos afortunadas en busca de un regalo que pudiera hacerle ilusión, me pareció ver con el rabillo del ojo un escaparate con ovillos...upps!....paré, giré, desandé unos pasos y en efecto, era la tienda de lanas "Punt d'arrós", una de las que Betty tenía fichadas pero que yo todavía no conocía. Es una tienda chiquitina regentada por una señora mayor que parecía muy simpática pues con una amplia sonrisa atendía a la vez a dos abuelitas. No entré porque me conozco y me hubiera tirado todo el poco tiempo que tenía perdiendo la mirada entre los colores de los ovillos de lana, pero por lo que pude ver a través del escaparate no tenían mucha variedad, ovillos de Katia de muchos colores (juraría que era merino 100% o austral) y algún que otro ovillo multicolor...ahora que sé donde está y como no me queda muy lejos del despacho intentaré acercarme un día con más calma.
El sábado hubo jornada de celebración con el despacho, me lo pasé muy bien pero en el fondo no tuve la sensación de desconectar y mucho menos de descansar pues des de las 8 de la mañana hasta las 4 de la madrugada no paramos...
A la mañana siguiente a las 10 ya estaba en pie, con el tiempo justo para hacer las cosas de casa que tenía pendientes ducharme y salir pitando a la comida de cumpleaños del padre de Jaume. Llegué a casa a las 8 de la tarde, me quité el abrigo, me senté en el sofá y el cansancio sólo me permitió cenar un poquito e irme a la cama...
Hoy me he levantado como si hubiera corrido una maratón...si es una no tiene nada de aguante! Así que nada...a esperar otros 5 días pra poder dedicarme a mi y a mis cosas....y encima es lunes....suerte que hoy hay quedada!espero poder pasarme un ratito!

viernes, febrero 3

En un abrir y cerrar de ojos...

Así me ha pasado la semana........y es que encerrada más de 12 horas en el despacho, delante del ordenador y acompañada únicamente por montañas de expedientes y un cactus que me he comprado para que me anime con su mirada pinchosa en los momentos de bajón (tenía que ser una planta resistente, el mundo vegetal no está preparado para aguantar las jornadas laborales de los humanos!), hoy viernes me parece que fue hace nada cuando abrí los ojos llenos de sueño el lunes a las 7 de la mañana... Y es que cuando decidí ser abogada ya imaginé que mi vida profesional fluctuaría entre largas jornadas de trabajo y cuando decidí apostar por el privado y por un determinado tipo de despachos, estaba dispuesta a sacrificar parte de mi vida personal en pro de mi crecimiento en esta durilla profesión pero.....la verdad estoy desbordada...sobretodo porque aunque me apasiona mi trabajo necesito más que nunca poder disfrutar de las otras cosas que también me apasionan para poder oxigenarme y seguir funcionando...y es muy díficil conseguirlo...casi imposible...y así voy...siempre corriendo, intentando ganarle tiempo al tiempo...disfrutando de los segundos, alucinando con los descubrimientos pequeños que nos ofrece la rutina del día a día...
Pese a mis esfuerzos esta semana no ha podido ser...no he podido acudir
a la quedada de mis tejedoras (ya hace demasiado tiempo que no les veo las caritas...ufff!), no he podido tejer ni una vuelta de los proyectos que con cara mohína me esperan en casa (ese kiri y ese cozy abandonados!) y encima, ni siquiera he podido pedalear con mi bici por las atestadas calles de la ciudad porque tengo una rodilla un poco averiada...
Y es que además, esta semana se celebra el décimo aniversario del despacho donde trabajo y ayer y el sábado tenemos celebración...Sólo de pensar que el sábado he de estar en el despacho a las 8 de la mañana y no volveré a casa hasta las 2 de la mañana...me entran los sudores...ayyyyyyyyy! Sin embargo la celebración de ayer valió la pena pese el cansancio. Consistió en un concierto de
Josep Carreras en el Palau de la Música! Qué bonito es el Palau! Estaba sentada cerca de uno de los caballos de la representación escultórica de la cabalgata de las Valkirias y me quedé parada de lo grande que son vistos de cerca! y que impresionante el momento en el que Josep Carreras cantó "Paraules d'amor"! Uff! cómo me gusta esta canción!